5 Consejos para evitar la deshidratación de la piel | Rutina de limpieza

Hasta las pieles más grasas pueden estar deshidratadas.

El frío, la calefacción, el exceso de limpieza o el uso de tensioactivos fuertes (sulfatos) pueden hacer que perdamos agua y tengamos esa sensación de piel de lagarto.

Por eso, hoy os traigo mis recomendaciones en la rutina de limpieza en un post cortito y fáciles de leer (que pueden que te funcionen o no).

¡Vamos allá!

5-tips-piel-deshidratada

1. Beber agua, evitar calefacción fuerte, agua caliente, y dormir mucho (8h, ¡no te pases!).

No hay mucho más que decir ¿no?

2. Evitar usar demasiado agua en tu rutina.

Creemos que el agua hidrata la piel, sin embargo, es al revés, deshidrata la piel. Sobre todo si además usamos agua caliente, ya que facilita la evaporación del agua de nuestra piel y te produce esa sensación de tirantez y deshidratación.

Yo tengo que reconocer que si no me lavo la cara con agua por la mañana no soy persona, eso si, intento que sea agua templada tirando a fría. ¡Total es solo un rato!

Además intento usar cremas que tengan agua, pero también contengan ingredientes humectantes (por así decirlo “atraen” el agua del ambiente). Busca ingredientes como la glicerina , y combinalo con algo oclusivo apto para tu piel (el aceite de jojoba es perfecto y apto para la piel grasa y acnéica).

drops-of-water-578897_1280

 3. Evita perfumes en las formulaciones.

Suelen resecar bastante la piel por su naturaleza alcohólica y pueden dar problemas en pieles sensibles.

Dentro de los perfumes tenemos que catalogar aquellos que entran dentro de la etiqueta Parfum en el INCI y los que no. Como el Linalool,  irritante y causante de reacciones alérgicas.

Busca fórmulas donde los perfumes estén testados dermatológicamente si tienes la piel sensible o muy seca con escamaciones (aunque lo mejor ideal sería que no estén formuladas con perfumes)

4. No abusar de productos astringentes o con alto contenido en alcohol.

Al igual que con los perfumes, cremas, tónicos o jabones con alto contenido en alcohol estos resecan la piel.

En las formulaciones el alcohol no es malo, ya que muchas veces sirve de vehículo para otros ingredientes de la fórmula y actúa como antiséptico, sin embargo, su uso diario y prolongado hace que nuestra piel se irrite.

Esto ocurre cuando usamos los típicos productos anti-acné.

Si es tu caso, intenta que no todos tus productos dentro de la rutina sean astringentes o enfocados hacia el acné, si no que incluye alguno que aporte hidratación.

5. Exceso de limpieza en tu rutina, mala elección del tensioactivo y método de limpieza.

Esto es el mayor error que yo cometía en mis tiempos mozos. Lavarme la cara por la noche y por la mañana.

Limpieza mañanera

A no ser que seas de las que duermen maquilladas (espero que no) o hayas apostado por una sleeping mask, y haya sido un fracaso total, por la mañana no es tan necesario usar un limpiador extra.

Ese es mi truco, lavarme la cara por las mañanas solo con agua fría (lo intento..), además de ser muy práctico a las 6/7/8 de la mañana.. por no decir ecónomico.

Pero si eres de las que tiene/ quiere lavarse la cara por la mañana procura usar limpiadores que no tengan tensioactivos (jabones) muy fuertes, ya que realmente no necesitamos algo tan fuerte para limpiar por las mañanas. Es decir, evita los famosos sulfatos.

De los que más me gustan estan:  el Herbalism de Lush, además de que huele genial su formato me chifla y ser muy práctico al ser sólido, es muy suave. Otro que también me gusta es el de NIP&FAB de ácido glicólico. Es un gel muy suave a base de betaínas, por lo que hace que sea mucho más suave, además contiene ácido glicolico (2%) y tiene un pH bajo, lo que hace que sea genial para el pH de nuestra piel (5.5).

Limpieza de noche

Existen muchos métodos de limpieza, que si la doble, la triple… con cepillo eléctrico, manos.. agua micelar, toallitas, aceites en seco… ¡o la que tú quieras!

En este caso, al igual que en la de mañana, intento no usar de manera diaria geles limpiadores con sulfatos, aunque el SELS no es tan malo como el SLS, hay que reconocer que reseca más la piel que un limpiador a base de betaínas.

Para mi el mejor truco es la doble limpieza: un bálsamo en aceite para quitar el maquillaje (me chifla este de Biotherm) y un limpiador para limpiar (el de Arcilla de Kiehls).

Respecto a las toallitas desmaquillantes no soy nada partidaria, aparte de que es un gasto, contamina más de lo que pensamos, y el efecto mecánico sobre la piel puede producir irritaciones (¡por no mencionar la cantidad de perfumes que llevan a veces!).

 ¡Y eso es todo amig@s!

La verdad que cada uno es un mundo, pero un buen uso de lo que tenemos en el tocador puede afectar bastante a tu piel. Ya que a todo esto tenemos que sumar los cambios de temperatura de las calefacciones con este frío invernal.

¿Y tú? ¿qué truco usas para no tener esa piel de Lagarto de V en invierno?

¡Estate atent@ que esta semana venimos cargaditos de post!

¡Nos vemos en comentarios!

 

matraz2

coralinstagramcoralfbcoscienciatwittercoralbloglovincoralrss

Anuncios

¡Comparte tus ideas!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s