Fermentos y cosmética | Nuevas tendencias

Si eres un panarra casero empedernido como yo, pensarás ¿un post de pan en un blog de cosmética?

Hoy os traigo otro articulo de esos de cotilleos, no de nuevas tendencias futuras en sí, si no de las que en poco tiempo empezarán a notarse en el mercado europeo, pero que vienen desde tiempo haciéndose un hueco, la cosmética fermentada o fermentos en cosmética. 

Mismo principio que la fermentación en el pan, pero aplicada al cuidado personal.

La industria cosmética es una de las que más ha crecido durante la crisis, ya sea debido a un aumento de productos de droguería o a una mayor importancia en el cuidado personal , lo que esta claro, es que cada día nos preocupamos un poco y nos gastamos más dinero en tratamientos de belleza. La aparición de nuevos ingredientes, la copia de culturas como la coreana, o simplemente la difusión via internet, hace que la paleta de productos accesibles sea cada vez más versátil.

La cosmética coreana es de esas nuevas modas que llevan implantándose poco a poco en el mercado europeo, ya sea a través de la adaptación a nuestras necesidades (como las BB, CC y DD creams o las cushion foundation) o simplemente a través de la expansión de sus propias marcas (Tony Moly, Missha, Shiseido o COSRX).

Los tratamientos antiedad, aclarantes y regeneradores hacen que más de uno curioseé sobre sus productos y sus rutinas de los mil pasos para obtener. La cosmética fermentada o el uso de fermentos en sus productos de belleza es algo cultural e implantado desde hace tiempo, que dentro de poco no te sonará a chino, y que no es más que la adaptación de sus costumbres culinarias en su ritual de belleza, que prometen sorprendentes resultados.

Para entender un poco como funcionan la cosmética fermentada empezaremos hablando de algunos conceptos que nos ayudarán a entender sus beneficios un poco mejor.

¿Qué es la fermentación?

Un simple proceso de oxidación de azúcares (carbohidratos) en ácidos (fermentación láctica) o alcoholes (fermentación alcohólica) , junto con la eliminación de CO2, dónde no es necesaria la presencia de oxígeno (anaerobia). La rotura de estos carbohidratos en ausencia de oxígeno produce por sí solas bacterias que son capaces de sintetizar con ese sustrato amino ácidos, péptidos o antioxidantes ( ¿te suena el lactobacillus?).

05-23_ProductsOfFerment_L

En la alimentación tenemos bastantes productos o más bien fermentos debido a este proceso, como la cerveza (fermentación de cereales), el vino (frutas) o dentro de la cultura asiática, el miso o la salsa de soja (legumbres). Pero seguramente te suene aún más cuando te diga que a estos alimentos se los llama probióticos, ayudan a nuestro organismo contra posibles intolerancias (lactosa) o contribuyen a el equilibrio gastrointestinal.

Una manera sencilla de entender como funciona la fermentación es hacer Masa Madre para hacer pan (si estas interesado el maestro Iban Yarza te dirá cómo). No es más que la mezcla de harina y agua, en un bote cerrado. Tras unos días empieza a oler a alcohol (fermentación alcohólica), debido a la formación de las levaduras del pan ¡solo a través de la mezcla de agua y harina!, que cuando son alimentadas de nuevo vuelven a degradar nuestro sustrato , harina rica en  carbohidrato, en alcohol.

Lo que permite que se den estos mecanismos de oxidación no son ni más ni menos que las bacterias, levaduras o enzimas, que actúan degradan los carbohidratos. En función de la bacteria que usemos junto con el sustrato obtendremos un alcohol o ácido determinado. Por ello, muchas veces son beneficiosas para nuestro organismo, ya que ayudan a hacer el trabajo sucio frente a intolerancias (ayudan a degradar).

 ¿Qué beneficios tiene la cosmética fermentada ?

La opinión sobre el efecto real de los fermentos en cosmética es bastante discutible, y podemos encontrar opiniones de todos los tipos. Pero si hay algo que promueve los fermentos en el cuidado personal no es más ni menos que  el destierro de la síntesis de principios activos por métodos sintéticos hacia un método natural, eso si, controlado de manera tecnológica (biotecnología).

La síntesis de estos fermentos es cuanto menos cuidadosa y mucho más larga que los métodos sintéticos, donde normalmente se ajustan parámetros como la presión o temperatura para acelerar sus procesos de síntesis.

Cualquiera que haya hecho pan o pizza en casa sabe que la levadura, ya sea seca o fresca, no debe mezclarse con el agua muy caliente. ¿Por qué? Sencillo, se mueren. Por ello los cosméticos fermentados requieren de temperaturas alrededor de los 36.5-37.5 ºC. A temperaturas bajas, las bacterias/ levaduras actúan muy lentamente y son prácticamente inactivas mientras que a temperaturas elevadas ocurre lo contrario, siendo los 55 ºC los que acaba con ellas completamente.

A nivel de cuidado personal, lo que prometen estos cosméticos son:

  • Ausencia o reducción de la presencia de los conservantes. Las propias bacterias del se encargan de “matar” elementos no deseados y permiten que se conserven por si solos, además de ayudar contra bacterias que producen el odioso acné.
  • Principios activos de menor tamaño. Al degradar el sustrato generan principios activos de menor tamaño, siendo su permeabilidad en la piel mucho mayor y por tanto, también su eficacia. Por ejemplo, en casos como en la piel seca la hidratación sería mucho más efectiva.
  • Mayor concentración de activos y apta para todo tipo de piel. Suelen ser productos con pH ácidos debido a su contenido en los principios activos naturales, como antioxidantes o hidroxiácidos, por lo que su aplicación no tiene un efecto de choque con el manto lipídico de la piel ( pH ~ 4.5-5.5), lo que hace que sea adecuada para todo tipo de piel.
  • Piel más saludable. Al igual que la ingesta continuada de probióticos o fermentos refuerzan nuestro aparato digestivo, teóricamente ocurriría lo mismo en la piel. Las bacterias se quedan “depositadas” en la piel, y son capaces de producir amino ácidos, proteínas y antioxidantes, así como luchar contra otras bacterias, acné, mejorando el aspecto y las cualidades de la piel.

¿Qué ingredientes contienen los fermentos?

Siendo una tendencia típica de corea, los nutrientes usados para poder obtener los fermentos suelen proceder de la fermentación de la soja, arroz, frutas o áloe vera, entre otros.

Algunos ingredientes o fermentos interesantes son:

  • Baba de caracol, o también llamado snail slime.
    A todos nos suena de la famosa crema de televisión, pero es uno de los ingredientes que más se usa en la cosmética coreana. Son regenetativas, ya que fomenta la producción de colágeno y elástina . Además esa baba que pisas cuando llueve es rica en ácido hialurónico de bajo peso molecular y antioxidantes, aportando hidratación y luminosidad a la piel.
  • Ácido γ-poliglutámico (γ-PGA).
    Es un polímero biodegradable que se encuentra en el mucílago de la fermentación de la soja, y fabuloso como humectante y puede que sea hasta el sucesor del colágeno o ácido hialurónico en nuestras cremas. Además estimula la producción de lípidos (¡lo que ayuda a la regeneración de la epidermis !) y se puede sintetizar a través de biomasa, siendo no solo útil en cosmética si no en la industria alimenticia o en medicina, por no mencionar lo que supone para usar toda esa basura que se genera día a día (síntesis de γ-PGA para frikis aquí) .[34]
  • Bacterias del ácido láctico.
    Su combinación con diferentes nutrientes es infinita, no solo sintetizan el ácido láctico (presente en exfoliantes – comúnmente conocidos como AHA) si no también compuestos con propiedades antioxidantes o reguladores del pH.[5]
  • Extracto de soja (Soybean extract).
    La soja en sí es muy rica en isoflavonas, vitaminas (A, C, D..), fósforo y potasio. A nivel cosmético aporta antioxidantes, elasticidad (debido a la lecitina), ayuda a regenerar la piel (isoflavonas) e hidrata. Un buen combo en algo tan simple ¿no? [6]

Como la soja existen muchos otros extractos como son los del arroz, hierbas como el tomillo (antioxidante, protector y tonificante), o procedentes de frutas como la papaya, muy comunes en los peelings enzimáticos (exfolia y regenera la piel dejando un aspecto más pulido a la superficie de la piel).

Algunos productos …

SK-II (desarrollada en corea pero que adquirió P&G)  es conocida por que fue de las pioneras en lanzar estos productos al mercado con ingredientes procedentes del la fermentación del sake y que contienen ingredientes ricos en antioxidantes y amino ácidos, conocida como la formula de PITERA™ . Algunos de sus productos estrellas son sus mascarillas tonificantes y reafirmantes, con un precio de unos 13-15 €/ mascarilla. Barata, barata.

Los serums son, para mi gusto, uno de los mejores productos para poder incorporar principios activos como son los antioxidantes o despigmentantes (AHA). Algunos serums con fermentos conocidos son el de Oskia SUPER 16 Serum (82 €/ 30 ml), enfocado a tratamientos anti-edad y que promueven la producción de colágeno y elasticidad.

Otros productos un poco más asequibles son los de la firma coreana COSRX. Tienen tratamientos interesantes contra la hiper-pigmentacion o para dar luminosidad  dentro de su linea con fermentos de Galactomyces (levadura de la familia Saccharomycetales), como su esencia Galactomyces 95 whitening power essence, o con extractos de propolis (conocido por sus propiedades antifungicidas y antisépticas) como las ampollas Propolis Light Ample ricas en vitaminas B5 y amino ácidos.

¿Opiniones?

Muchos científicos están a favor debido a la infinidad de propiedades que tienen, otros no tanto, ya que  al ser la piel protectora del resto de nuestro cuerpo evita la entrada de tóxinas o sustancias “pequeñas”, como son los principios activos procedentes de la fermentación, por lo que no debería tener el mismo efecto como ocurre en nuestro aparato digestivo.

La discusión sobre si es más un reclamo comercial que un tratamiento real está más que servida en el mundo 2.0, donde se odia o se adora.

Pero de lo que no hay duda, es que sus combinaciones son infinitas no solo por las bacterias o levaduras que existen, si no por la cantidad de nutrientes que podemos usar.

¿Serán estos productos una nueva manera de ver nuestros cosméticos y de alcanzar esas pieles lisas y sin imperfecciones de las coreanas?

¿Se sumarán más firmas europeas a esta nueva moda?

A nivel particular solo queda ¡probarlo! 🙂

¡Espero que os haya gustado! y como siempre si te parece interesante, o sabes algo que quizás nos interese  ¡no dudes en comentar!

¡Hasta pronto!

Follow my blog with Bloglovin


*A golpe de clic podrás acceder al enlace de la figura/foto original, si no estará enlazado en el propio texto.

** Si quieres usar el contenido de este post para posteriores trabajos, te ruego que contactes conmigo  previamente (contacto). 🙂

***Not sponsored//No patrocinado.

[1] J. Koolman, K.-H. Röhm, Bioquímica: texto y atlas, 2004 (Ed. Médica Panamericana).

[2] Explicación sobre el Catabolismo:fermentación, www.unprofesor.com

[3] Polyglutamic Acid: A Novel Peptide for Skin Care

[4] R. Chettri , M.O. Bhutia , J.P. Tamang ,  Front Microbiol. 2016 Jun 21;7:971

[5] Microbial Production: From Genome Design to Cell Engineering,  Hideharu Anazawa, Sakayu Shimizu, 2014, Sprinter.

[6] Soybean isoflavones: effect of environment and variety on composition,  A.C. Eldridge, W. F. Kwolek, J. Agric. Food Chem. 1983, 31 , 394–396

 

Anuncios

2 thoughts on “Fermentos y cosmética | Nuevas tendencias

  1. Carlos Flández Izquierdo 22 agosto, 2016 / 7:24 pm

    Hola Raquel,

    muy interesante el post.
    No me queda muy claro cómo están formadas estas cremas fermentadas ¿son cremas normales a las que se les añaden levaduras? ¿están estas levaduras vivas o por el contrario ya han muerto y solo queda el producto de la fermentación?

    También he leído que hablas de bacterias y levaduras, ¿son lo mismo? ¿qué las diferencia?
    Sería muy interesante conocer cómo se fabrican este tipo de cosméticos, me refiero al proceso de producción.

    Desde el punto de vista del marketing, ¿qué tal acogida han tenido estos productos? Creo que la idea de colocarse en la piel algo “fermentado” o con “microorganismos” puede ser difícil de convencer al mercado.

    ¡Gracias y saludos!

    Le gusta a 1 persona

    • Raquel Marcos 19 septiembre, 2016 / 12:33 pm

      ¡Hola Carlos!

      Lo primero muchas gracias por tu comentario (y perdón por el retraso).

      La verdad que muchas veces doy por sentado cosas y me dejo cosas en el tintero.

      A nivel microbiológico está claro que las bacterias se diferencian de las levaduras. Las primeras no poseen membrana celular, lo que hace que el ADN de la célula esté en el citoplasma, de ahí que sea tan sencillo su replica y reproducción. En el caso de las levaduras (hongos) si que poseen una membrana celular.

      Lo que las diferencia en la aplicación en cosmética es el según el sustrato.

      Por ejemplo, si queremsos obtener ácido láctico (exfoliante químico, AHA) usaremos las bacterias lactobacillus que son las encargadas de degradar la lactosa. Sin embargo, si lo que queremos es alcohol (procedente del vino o la cerveza) usaremos levaduras, en concreto las Saccharomyces, que degradan los carbohidratos en etanol. Muchas veces asociamos la fermentación con las levaduras, sin embargo también se puede obtener a través de las bacterias como es el caso de la leche.

      El objetivo , o más bien la premisa, de la cosmética fermentanada no es más que poner su materia prima, supongamos la leche, y añadir las bacterias necesarias para poder obtener el ácido láctico de una manera más natural. Para ello, usan tanques ,como en la producción de la cerveza o el vino, y se deja fermentar a una temperatura y tiempo determinado, siendo la biotecnología el punto clave para que todo funcione.

      Por tanto, lo que nos incluyen en las cremas, no son las bacterias o levaduras en sí, sino los principios activos que son capaces de generar las mismas. Además, como en cualquier reacción química puede haber más de una reacción en paralelo, por lo que no sueles obtener un solo producto aislado, enriqueciendo sus productos con productos secundarios como la vitamina C.

      Personalmente y desde el punto de vista del marketing lo único que ofrecen es cosmética más natural, ya que son las bacterias o levaduras las que producen nuestros compuestos y, teoricamente dejan de lado la sintesis orgánica pura y dura, donde todo es más rápido y se usan procesos más “agresivos” a los que las bacterias no sobrevivirian (temperatura y presión). Muchas de estas firmas además, promueven el no uso de derivados animales o del petróleo, lo que hace que sean incluso más atractivos para aquellos que optan por una filosofía “vegana y natural” en sus cosméticos.

      Espero que todas tus dudas se hayan resuelto un poco 🙂

      ¡Y nos leemos dentro de poco con más!

      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Me gusta

¡Comparte tus ideas!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s